INSERT INTO sites(host) VALUES('deadsunrise.net') 1045: Access denied for user 'www-data'@'localhost' (using password: NO) deadsunrise.net Estimated Worth $71,838 - MYIP.NET Website Information
Welcome to MyIP.net!
 Set MYIP as homepage      

  
           

Web Page Information

Title:
Meta Description:
Meta Keywords:
sponsored links:
Links:
Images:
Age:
sponsored links:

Traffic and Estimation

Traffic:
Estimation:

Website Ranks

Alexa Rank:
Google Page Rank:
Sogou Rank:
Baidu Cache:

Search Engine Indexed

Search EngineIndexedLinks
 Google:
 Bing:
 Yahoo!:
 Baidu:
 Sogou:
 Youdao:
 Soso:

Server Data

Web Server:
IP address:    
Location:

Registry information

Registrant:
Email:
ICANN Registrar:
Created:
Updated:
Expires:
Status:
Name Server:
Whois Server:

Alexa Rank and trends

Traffic: Today One Week Avg. Three Mon. Avg.
Rank:
PV:
Unique IP:

More ranks in the world

Users from these countries/regions

Where people go on this site

Alexa Charts

Alexa Reach and Rank

Whois data

Front Page Thumbnail

sponsored links:

Front Page Loading Time

Keyword Hits (Biger,better)

Other TLDs of deadsunrise

TLDs Created Expires Registered
.com
.net
.org
.cn
.com.cn
.asia
.mobi

Similar Websites

More...

Search Engine Spider Emulation

Title:deadsunrise.net
Description:
Keywords:
Body:
deadsunrise.net
Deadsunrise.net
Enlaces y videos sobre nutricion, salud, deporte, etc...
Subscribete:
Escalando Con 22 Meses
Apr 07, 2012
middot;
middot;
escalada
,
movimiento
Tweet
Flexiones Con K Starr
Apr 06, 2012
middot;
middot;
deporte
,
flexiones
,
postura
Tweet
La postura mas importante
Nov 09, 2011
middot;
middot;
postura
Tweet
Gluten
Jun 08, 2011
middot;
middot;
gluten
Tweet
La imagen est√° sacada de un articulo bastante interesante sobre el gluten del Wall Street Journal: Giving Up Gluten to Lose Weight? Not So Fast
Health at Google - Deskbound by Kelly Starrett
Jun 08, 2011
middot;
middot;
postura
Tweet
Aumento de diabetes de 1958 al 2009
Apr 10, 2011
middot;
middot;
carbohidratos
,
diabetes
Tweet
En el 85, el gobierno americano empezó a recomendar la piramide nutricional que conocemos; dieta sin grasas con muchos carbs, etc.
Las cosas van bien eh?
En la gr√°fica faltan los datos del 2010 que siguen subiendo. En unos a√Īos un tercio de la poblaci√≥n americana va a ser diab√©tica comparado con el 1% en el 58. Preocupaos por lo que com√©is, sobre todo las cosas consideradas sanas que no lo son.
Metabolismo hep√°tico: diferencias entre glucosa y fructosa
Oct 29, 2010
middot;
middot;
fructosa
,
glucosa
,
higado
Tweet
El nivel de equilibrio de las grasas en el cuerpo humano - Parte IV: Reajustando el nivel
Oct 13, 2010
middot;
middot;
grasa
,
nutrición
,
obesidad
Tweet
Este art√≠culo es la cuarta y √ļltima parte de una serie de 4 art√≠culos publicados por Stephan Guyenet que estamos traduciendo. Puedes encontrar la primera parte aqu√≠, la segunda parte aqu√≠ y la tercera parte aqu√≠.
M√°s Vale Prevenir que Curar
Los experimentos hechos con animales han servido para confirmar algo que ya sugiere el sentido com√ļn: es m√°s f√°cil prevenir los problemas de salud a tener que curarlos. A√ļn as√≠, hay muchas situaciones que se pueden mejorar e incluso curar, seg√ļn el caso, con cambios en nuestro estilo de vida. Lo m√°s importante es que seamos realistas y no nos pasemos con lo que hagamos. No sirve de nada someterse a un r√©gimen espartano, que no va a mejorar nuestra calidad de vida y seguramente no seamos capaces de seguir durante mucho tiempo.
Perder Grasas: una Nueva Forma de Ver las Cosas
Una de las cosas que m√°s se repite en la medicina es que decirle a la gente que tome menos calor√≠as no va a servir de nada para bajar peso a largo plazo. Gary Taubes ha escrito sobre el tema en su libro ldquo;Good Calories, Bad Calories rdquo; y en ldquo;Why we get Fat rdquo; sobre la grasa corporal. La mayor parte de la gente que hace esto pierden peso a corto plazo, pero vuelven a ganarlo y se desmoralizan. Hay una raz√≥n muy simple detr√°s de ello: el cuerpo no quiere perder peso. Es muy dif√≠cil luchar contra el nivel de equilibrio de las grasas, y el cuerpo har√° todo lo que est√© en su mano para mantenerlo constante: ya sea causar la sensaci√≥n de apetito, disminuir la temperatura corporal, incrementar la eficiencia de los m√ļsculos (es decir, se consume menos energ√≠a para el mismo movimiento), sensaci√≥n de letargo, reducir la funci√≥n inmunol√≥gica, etc√©tera.
Por tanto, tenemos que buscar una forma de perder grasas que no implique morirse de hambre; necesitamos una forma de reducir el nivel de equilibrio de las grasas. El tratamiento a utilizar tiene que:
Tiene que reducir el porcentaje de grasa corporal.
No ha de tener restricciones en la ingesta de calorías. O por lo menos, que no sean deliberadas.
Sus efectos tienen que mantenerse a lo largo del tiempo.
No debe ser perjudicial para la salud.
Personalmente, también prefiero que lo que hagamos tenga sentido desde el punto de vista evolutivo.
T√°ctica 1: Modelo de Dieta
Un tratamiento que seguro que va a cumplir todos los criterios expuestos es la dieta baja en hidratos de carbono. La gente con sobrepeso que sigue estas dietas tienden a perder peso y reducen de forma espontanea la ingesta de calorías. De hecho, se ha hecho muchos estudios en los que se ha comparado una dieta baja en carbohidratos donde podías comer lo que quisieras con otra baja en grasas en las que se trataba de limitar las calorías. La primera dieta reducía el aporte de calorías y la grasa en igual o mayor medida que la segunda, a pesar de que podían tomar todas las calorías que quisiesen (1). De aquí se puede deducir que su nivel de equilibrio de grasas había cambiado. Aun asi, creo que es preferible simplemente moderar los hidratos de carbono en algunas personas, ya que me están llegando cada vez más informes sobre gente que no puede mantener dietas demasiado bajas en carbohidratos a largo plazo (2).
Otra t√°ctica que se puede usar es la dieta ldquo;paleol√≠tica rdquo;. En el estudio del Dr. Staffan Lindeberg, en el a√Īo 2007, se someti√≥ a sujetos voluntarios con sobrepeso y problemas del coraz√≥n a una dieta consistente con las sociedades de cazadores-recolectores de nuestros antepasados. El resultado fue que se consigui√≥ disminuir su ingesta de calor√≠as de forma significativa y redujeron la cantidad de grasa corporal (3). Se prob√≥ otra dieta similar con diab√©ticos y se obtuvieron resultados parecidos (4). En un an√°lisis posterior, el Dr. Lindeberg comprob√≥ que la reducci√≥n de peso no ten√≠a relaci√≥n aparente con la variaci√≥n del consumo hidratos de carbono 1. Por lo visto, parece que la dieta prehist√≥rica tiene beneficios para la salud que nada tienen que ver con los carbohidratos.
T√°ctica 2: Salud del Tracto Gastrointestinal
Dado que el tracto gastrointestinal (GI) tiene mucho que ver con el metabolismo de las grasas en el cuerpo y la salud en conjunto (ver el post anterior), el siguiente paso sería mejorar su estado de salud. Hay distintas formas de hacerlo, pero todas se centran en:
No comer nada que ayude al crecimiento de bacterias nocivas.
Comer aquello que ayude al crecimiento de bacterias benignas.
No comer nada que reduzca la función de la barrera intestinal.
Comer aquello que mejore el estado de la barrera intestinal.
La primera es bastante simple: evita el az√ļcar y los hidratos de carbono refinados, as√≠ como la lactosa si es que eres intolerante a ella. Para los segundo y cuarto puntos, come fibra fermentable. En un estudio con suplementos de oligofructosa se obtuvo perdida de grasa, sin cambiar ning√ļn otro factor en la dieta (5), que concuerda con los experimentos en roedores en los que se mejoraba la calidad de la flora intestintal, la barrera intestinal, la tolerancia a la glucosa y se reduc√≠a la grasa corporal mediante dichos suplementos (6, 7, 8).
La oligofructosa es parecida a la inulina, una fibra que se encuentra en muchas plantas. Las aguaturmas, el boniato, las alcachofas, las cebollas, los puerros, el lampazo y la raíz de la achicoria son fuentes ricas en esta sustancia. En algunas culturas no industrializadas la inulina es abundante en la dieta aunque hay que tener cuidado con ella: tanto la inulina como la oligofructosa crean gases, y pueden empeorar el reflujo gastroesofageal (9). Así que ya sabes, no te pongas las botas con alcachofas antes de una cita.
El colon está lleno de bacterias simbióticas y es donde se da la mayoría de la fermentación intestinal. El intestino delgado tiene menos bacterias, pero cumple una función de barrera que es muy importante. Aquí es donde el médico hará una biopsia para detectar la enfermedad celíaca, que es la degeneración de las vellosidades intestinales debido a una reacción autoinmune causada por el gluten (presente en el trigo, la cebada y el centeno). Ahora es el momento de hablar de uno de los elementos más importantes para mantener la barrera intestinal: evitar comidas que causen susceptibilidades, como el gluten o la caseína (en lácteos). La susceptibilidad al gluten está bastante extendida y en la mayoría de casos se queda sin diagnosticar (10).
Es bueno comer cosas como el chucrut, el kimchi, el yogur, encurtidos y en general, cualquier comida cruda fermentada, ya que ayudan a mantener el tracto intestinal superior; aunque dudo que hagan nada en el colon, al ya haber gran cantidad de bacterias en √©l. Otra cosa que ayuda a tener una barrera intestinal sana es tener los √°cidos omega-3 y omega-6 equilibrados, comiendo cosas ricas en nutrientes y evitando los aditivos. Si es que resulta que los triglic√©ridos son importantes para la sensibilidad a la leptina, entonces es mejor evitar el az√ļcar y si tomas omega-3 de forma regular, puede servir para perder peso.
T√°ctica 3: Micronutrientes
He comentado en el (post anterior) que es muy probable que la deficiencia de micronutrientes juegue un papel importante en la obesidad, ya sea en formas que tienen explicaci√≥n o en aquellas que no la tienen (o por lo menos, yo no la he encontrado). Una dieta rica en nutrientes y mantener unos niveles adecuados de vitamina D ayuda a perder peso, incluso a largo plazo. Lo mejor para ello es evitar cosas como la harina refinada, el az√ļcar y los aceites de semillas, que se han obtenido de forma industrial. M√°s del 50% de las calor√≠as que ingiere una persona de los pa√≠ses occidentales provienen de ah√≠.
Una vez hecho eso, puedes mejorar tu dieta si aprendes a preparar los cereales y las legumbres de forma que puedas maximizar su valor nutritivo y haciéndolos más digeribles (11, 12; aunque es preferible evitarlos). También ayuda alimentarse de comida orgánica y/o proveniente del ganado extensivo, en la medida de lo posible, y comer pescado y marisco, incluidas las algas. Uno de los problemas de las dietas muy bajas en hidratos de carbono es que les puede faltar micronutrientes solubles en agua, aunque no tiene por qué ser así.
T√°ctica 4: Otros
El ejercicio no tiene por qu√© servir para perder grasa, aunque el Entrenamiento Intermitente de Alta Intensidad (HITT en ingl√©s) es muy √ļtil. Es otra forma de llamar a esprintar: puedes hacerlos en una pista, en una bicicleta est√°tica, en cinta o de cualquier forma en la que puedas hacerlo de forma intensa. Lo m√°s importante es llegar al agotamiento en periodos cortos de tiempo, separados por intervalos de descanso. El ejercicio no consiste en quemar grandes cantidades de calor√≠as, sino en mejorar la respuesta hormonal mediante un est√≠mulo estresante de alta intensidad y corta duraci√≥n (hormesis). Aunque est√©s muy poco tiempo a la semana haciendo HITT puedes notar una reducci√≥n significativa de grasas, aunque no hayas cambiado nada de tu dieta (13).
Hay gente que ha usado el ayuno intermitente (IF en ingl√©s) y ha conseguido perder grasas, y seg√ļn lo que viene en algunos art√≠culos, pueden resultar de ayuda (14). Hay distintas formas de hacer el IF, aunque lo m√°s normal, y efectivo, es tener dos intervalos de 24 h de ayuno a la semana. Hay que tener en cuenta que el objetivo del ayuno intermitente no es el de reducir las calor√≠as, sino en ajustar el nivel de equilibrio de las grasas. Despu√©s de un periodo de ayuno, come con fundamento hasta que ya no tengas hambre.
La insuficiencia de sue√Īo est√° estrechamente relacionada a la obesidad. No estoy seguro de si es causa o efecto de la obesidad, pero es muy importante descansar lo que haga falta. Si duermes mal debido al estr√©s, medita antes de irte a dormir. En mi caso ha conseguido efectos casi milagrosos. Debido al desarrollo de las estructuras orales y nasales en los pa√≠ses industrializados, mucha gente tiene problemas de respiraci√≥n y pueden tener apneas de sue√Īo. El sobrepeso tambi√©n ayuda a dormir mal.
Dado que no formaba parte del estudio la reducción de hidratos de carbono, el resultado se considera observacional. #8617;
El nivel de equilibrio de las grasas en el cuerpo humano - Parte III: Dieta como la causa de la obesidad
Oct 07, 2010
middot;
middot;
grasa
,
nutrición
,
obesidad
Tweet
Este artículo es la tercera parte de una serie de 4 artículos publicados por Stephan Guyenet que estamos traduciendo. Puedes encontrar la primera parte aquí y la segunda parte aquí
¬ŅQu√© ha provocado el cambio del nivel de equilibrio de las grasas?
Hay dos criterios con los que podemos centrar la b√ļsqueda de las causas del incremento de la obesidad en la era moderna:
Tiene que ser algo nuevo en nuestro entorno.
Tiene que causar resistencia a la leptina o modificar el nivel de equilibrio de alguna forma.
Aunque soy de los que creen que el ejercicio es fundamental para una vida sana, la falta de actividad f√≠sica no es la √ļnica explicaci√≥n posible para el incremento de la masa grasa en los pa√≠ses avanzados. He escrito sobre ello en este art√≠culo y en este otro. Es posible encontrar otras causas relacionadas con la obesidad como los contaminantes industriales, la falta de sue√Īo y el estr√©s; pero creo que la causa principal es la dieta. Cuando te est√°s metiendo una botella de 2 litros de Coca Cola, lo √ļltimo que deberia preocupar es el bisfenol-A, te lo aseguro.
En la segunda parte he descrito dos mecanismos por los cuales se puede elevar el nivel de equilibrio de las grasas en el cuerpo humano a partir de la resistencia a la leptina: la inflamaci√≥n del hipot√°lamo y la disminuci√≥n del flujo de leptina al cerebro debido a un exceso de triglic√©ridos. Despu√©s de leer un poco m√°s sobre ello y comentarlo con mi mentor, he decidido que la hip√≥tesis de los triglic√©ridos est√° un poco sujeta con pinzas 1. A√ļn as√≠, esto es consistente con las siguientes observaciones:
Los fibratos que reducen el nivel de triglicéridos también pueden ayudar a bajar masa grasa en roedores y humanos.
Las dietas bajas en hidratos de carbono son efectivas tanto para perder grasas como para reducir el nivel de triglicéridos.
La fructosa puede provocar resistencia a la leptina en los roedores, lo que hace que suban los triglicéridos (1).
El aceite de pescado reduce los triglicéridos. Algunos de los estudios realizados han demostrado que dicho aceite ayuda a perder grasas (2).
En una serie de estudios en animales sobre obesidad inducida se ha observado la inflamaci√≥n del hipot√°lamo, que iba acompa√Īada de la resistencia a la leptina. Estoy seguro que tambi√©n se da en los seres humanos, aunque los factores de la dieta que la provocan puedan ser distintos. El hipot√°lamo es el foco de acci√≥n de la leptina para regular la masa grasa (3) hasta el punto que, si se evita la inflamaci√≥n en el cerebro, se previene a su vez la resistencia a la leptina y, por tanto, la obesidad en los ratones sometidos a la dieta mencionada (3.1). Se est√° investigando el hipot√°lamo, precisamente, porque se cree que es centro de todo el sistema.
El papel de la salud del aparato digestivo
¬ŅQu√© provoca la inflamaci√≥n del hipot√°lamo? Existen varias hip√≥tesis al respecto; una de las m√°s interesantes es que un aumento en la permeabilidad intestinal permite el paso de sustancias inflamatorias al flujo sangu√≠neo, irritando una serie de tejidos, entre los que est√° el hipot√°lamo.
La investigación mas avanzada en este tema está dirigida por el grupo de Dr. Remy Burcelin. Han demostrado que las dietas ricas en grasas provocan la obesidad en los ratones y que también incrementan el nivel de los lipopolisacáridos (LPS) en la sangre, que es una sustancia inflamatoria. Los LPS presentes en el intestino por la presencia de bacterias gram negativas son uno de los factores que activa el sistema inmunológico en caso de infección. Si se eliminan dichas bacterias con antibióticos, se evitan los efectos nocivos de las dietas ricas en grasa en los ratones.
Tambi√©n se observ√≥ que si administraban LPS a ratones alimentados con una dieta baja en grasas, les provocaba la obesidad y la resistencia a la insulina, del mismo modo que a los que se aliment√≥ con una dieta rica en grasas (4). Es m√°s, si se a√Īad√≠a un 10% de oligofructosa a la dieta rica en grasas se evitaba el aumento de permeabilidad en el intestino y con ello tambi√©n, en gran medida, el incremento de grasa y la resistencia a la insulina derivadas de la alimentaci√≥n recibida (5). La oligofructosa sirve de alimento para las bacterias benignas del intestino y termina en el colon convertida en butirato y en otros √°cidos grasos de cadena corta, lo que hace que se reduzca la permeabilidad intestinal a toxinas como los LPS, siendo de inter√©s particular para nosotros ya que los suplementos de oligofructosa ayudan a perder grasas en el cuerpo humano (6).
En un estudio m√°s reciente se ha llegado a la conclusi√≥n de que los niveles de LPS en la sangre est√°n relacionados con la grasa corporal, con niveles altos de colesterol y triglic√©ridos, y con la resistencia a la insulina en los seres humanos (7). Sin embargo, en otro estudio no se obtuvo los mismos resultados (8). Esta discrepancia puede ser debida a que los LPS no son el √ļnico agente inflamatorio que atraviesa el intestino, puede haber otras sustancias que la causen. De hecho, cualquier elemento extra√Īo en la sangre puede ser el causante de la inflamaci√≥n.
En conjunto, creo que las disfunciones intestinales son un elemento fundamental en la obesidad y en otros des√≥rdenes del metabolismo. El d√©ficit de fibra y micronutrientes en la alimentaci√≥n, as√≠ como el exceso de sustancias que irritan el intestino como el gluten, el crecimiento an√≥malo de las bacterias debido a los hidratos de carbono refinados (sobre todo az√ļcar) y el desequilibrio de los √°cidos omega-6 y omega-3 pueden ser producir anomal√≠as en la flora intestinal y, por tanto, el incremento de la permeabilidad.
El papel de los √°cidos grasos y los micronutrientes
Cuando me encuentro una con una enfermedad relacionada con la inflamación, lo primero que me pasa por la cabeza es el equilibrio de omega-6 y omega-3. La dieta occidental actual tiende a un exceso de omega-6, que son precursores de determinadas sustancias muy inflamatorias (y también a algunas antiinflamatorias). En cantidades adecuadas son fundamentales para la salud, pero es preciso que estén equilibrados con los omega-3 para evitar respuestas inflamatorias desmesuradas y sin control. Se ha observado en modelos animales que un déficit de omega-3 ayuda a ganar grasas y a provocar la resistencia a la insulina, del mismo modo que con las dietas ricas en grasas.(9, 10, 11)
De hecho, en muchas publicaciones donde afirman que ldquo;las grasas saturadas causan esto o lo otro en roedores rdquo;, se refieren en realidad a una insuficiencia de omega-3. Las ldquo;grasas saturadas rdquo; que se usan en los experimentos de dietas ricas en grasa se obtienen de la ganader√≠a intensiva2 y apenas contienen omega-3. Si se a√Īade un poco resulta que ya no tienen los problemas metab√≥licos que ten√≠an antes y son mejores incluso que los aceites de semilla hasta en los roedores (12,13).
Otro de los agentes que creo que está relacionado es el déficit de micronutrientes. Unos niveles de vitaminas y sales minerales inadecuados contribuyen a la inflamación y al incremento de peso. Las deficiencias en varias vitaminas y minerales es algo bastante típico en gente obesa pero el problema es que no está muy claro si son estas insuficiencias las causantes de la obesidad o es al revés. Los peores alimentos en este sentido son los carbohidratos y aceites refinados ya que no tienen apenas micronutrientes.
La vitamina D es particularmente importante en las respuestas inmunológicas (en las que se incluye la inflamación), y también parece que tiene cierta influencia obesidad. Los niveles de vitamina D están relacionados con la grasa corporal y la sensibilidad a la insulina en humanos (14, 15, 16). Es más, las diferencias en el gen receptor de la vitamina D están vinculadas a la masa grasa en el cuerpo (17, 18) y en función de la cantidad de esta vitamina consumida se puede predecir el aumento de grasa (19).
Abandonando el círculo vicioso
Creo que nos hemos alejado mucho de nuestro nicho ecol√≥gico y que por ello, nuestra salud sale perjudicada. Un ejemplo claro de ello es el aumento de la obesidad. Hay muchos factores que intervienen en ello, pero creo que la dieta es el m√°s importante. Tenemos una dieta rica en hidratos de carbono refinados y en aceites industriales ricos en omega-6, productos que destacan por sus pocos nutrientes; a eso le a√Īadimos la cantidad de sustancias que consumimos que causan la irritaci√≥n del intestino, como el az√ļcar y el gluten y por √ļltimo, la poca exposici√≥n al sol. El resultado es que ya no tenemos ni la digesti√≥n saludable, ni los niveles adecuados de micronutrientes que ten√≠an nuestros antepasados. Creo que una de las consecuencias de todo esto es el desajuste del sistema que mantiene el nivel de equilibrio de las grasas, lo que ha resultado en un incremento de la grasa corporal en los pa√≠ses del Primer Mundo y en aquellos que consumen nuestros productos.
Sigue leyendo la cuarta y ultima parte del articulo.
En caso de obesidad, se disminuye la concentración de leptina en el cerebro respecto a la leptina en sangre, pero dado que ésta es elevada en las personas obesas, la cantidad de leptina en el cerebro es parecida a la de una persona delgada. La leptina llega al cerebro mediante un sistema que se satura cuando el nivel de leptina en sangre llega a valores ligeramente por encima del nivel normal en personas delgadas. Por tanto, la diferencia de niveles de leptina en la gente obesa no implica necesariamente un fallo en el sistema de transporte, sino que éste está hasta los topes. #8617;
La ganadería intensiva es la industrializada de alta producción, en la que los animales se crían en establos, en condiciones artificiales y se los ceba con alimentos enriquecidos. Luego tenemos la extensiva, que es la tradicional en la que se alimenta a los animales en pastos u otros productos naturales. #8617;
Almidones, harina de trigo y la digestión humana.
Oct 05, 2010
middot;
middot;
carbohidratos
,
harina
Tweet
Los almidones son cadenas de azucares que utilizan las plantas para almacenar energía, son polisacáridos formados por la unión de monosacáridos como la glucosa. Se encuentran en todas las plantas y proporcionan el 70-80% de las calorías consumidas por los humanos de todo el mundo a través de las patatas, el trigo, maiz, arroz o legumbres.
Están constituidos por amilosa y amilopectina en distintos porcentajes dependiendo del tipo de almidón. Las amilopectinas componen entre 75% y el 100% de estos polisacaridos y son cadenas de azucares complejas y densas con ramificaciones como las de un árbol. La parte restante son amilosas, que son cadenas lineales de glucosa mas simples.
Amilasa, la enzima que digiere el almidón
Ambos tipos de almidones se digieren en el tracto gastrointestinal a través de una enzima llamada amilasa que se genera en las glándulas salivares y en el páncreas. La amilasa convierte los almidones en azucares y es la responsable del ligero dulzor del arroz o patatas cuando se mezclan con la saliva.
La amilasa posee un papel muy importante en la evolución de los humanos al permitirnos procesar almidones. Los humanos producimos mucha amilasa comparado con otros animales lo que nos permite obtener suficiente energía de alimentos como las patatas. La amilopectina se digiere de forma más eficiente que la amilosa que es insoluble y suele llegar al colon sin digerir.
Tipos de amilopectina
La amilopectina es el ldquo;hidrato de carbono complejo rdquo; que compone la mayor parte del almidon del trigo (la harina de trigo es un 80% almidon), y est√° estrechamente asociado al incremento que causa de los niveles de az√ļcar en sangre. Si la harina esta compuesta de un 80% de almidon y los almidones son cadenas de azucares simples, es facil comprender porqu√© la harina o directamente el pan produce incrementos en los niveles de glucosa en sangre (al contrario que las prote√≠nas o grasas).
Pero no toda la amilopectina es igual, existen diferencias en las ramificaciones de su estructura que modifican la accesibilidad de la amilasa a la hora de procesarla y los incrementos de glucosa en sangre que produce.
Las legumbres, como la alubias o lentejas, contienen amilopectina C, que es la más difícil de digerir. Sus fragmentos llegan al colon donde las bacterias se alimentan de ellos y el resultado son los gases que suelen producir ese tipo de comidas.
La amilopectina B se encuentra en los plátanos y las patatas y aunque se digiere más fácil que la C, todavía presenta cierta resistencia.
La m√°s digerible es la amilopectina A, que es la que est√° presente en el trigo. Dado que la amilasa la digiere con gran facilidad, es la que m√°s r√°pido incrementa los niveles de az√ļcar en sangre. Por eso el trigo sube el az√ļcar m√°s que los garbanzos, por ejemplo.
Se puede hablar, por tanto, de un ldquo;super-carbohidrato rdquo; cuando hablamos de la amilopectina A: un hidrato de carbono f√°cilmente digerible que se convierte en az√ļcar de forma m√°s eficiente que el resto de carbohidratos.
Aplicación practica
Personalmente una de las mejores cosas que he hecho a la hora de mejorar mi dieta es quitar completamente el az√ļcar. Como vemos, ciertos carbohidratos sobre todo las harinas refinadas son casi lo mismo que el az√ļcar por lo que tambi√©n es bueno limitarlos.
Si eliminas de tu dieta todo lo hecho con harina y az√ļcar (pan, pasta, galletas, pizza, boller√≠a, etc..) y sustituyes esas calor√≠as por grasas y prote√≠nas sanas (queso y l√°cteos enteros, huevos, carne, etc..) o carbohidratos como las patatas, arroz y verduras verdes me apuesto lo que sea a que en unas semanas te encuentras mucho mejor f√≠sicamente.
Probablemente pierdas peso y en general tengas menos hambre ya que dejaras de estar todo el día generando picos de insulina para compensar los incrementos de glucosa en sangre. Ten en cuenta que una gran parte de la dieta habitual está formada por estas comidas y a veces es complicado evitarlos y hay que esforzarse bastante. Los primeros días sobre todo cuesta acostumbrarse pero realmente merece la pena. Por lo menos tenemos que intentar reducir la cantidad de este tipo de alimentos todo lo que podamos.
¬ŅPorque no lo pruebas un par de semanas? Intenta no comer nada con az√ļcar ni harina durante dos de semanas y fijat√© en como te encuentras f√≠sicamente, sobre todo a nivel del sistema digestivo. Sino te apetece probarlo, ¬Ņpuedes dejar un comentario poniendo porqu√©?
Navega
Sobre esta web
Archivos por fecha
Artículos por categorías
Enlaces e información
Feed RSS
Disclaimer
En esta pagina puedes encontrar enlaces y videos seleccionados por Jon de la Vega relacionados con la nutricion, deporte, salud, etc... No son consejos médicos, es simplemente información que puedes decidir aplicar o no.
Con esta pagina no se pretende reemplazar las consultas o tratamientos médicos. Recuerda que tu salud está en tus propias manos y no te creas todo lo que leas por ahi.br
Mis Proyectos
Vivirdescalzo
Frozen-Layer
Ofthemes
Vidasetilicas
Deadsunrise.net
Frozenlabs
Enlaces recomendados
Muchos de los articulos de esta web estan basados o traducidos (con permiso) de las siguientes webs:
Whole Health Source
Marks daily apple
Conditioning Research
Begin 2 Dig
Brad Pilon's blog
Free the animal
Health Correlator
Leangains
Otros articulos
laquo; Gluten
Que es lo que pasa con una intolerancia al gluten
laquo; Health at Google - Deskbound by Kelly Starrett
Una presentacion excelente que nos ense√Īa cual es la postura correcta en la que debemos sentarnos y como hacerlo.
laquo; Aumento de diabetes de 1958 al 2009
Una peque√Īa imagen representando lo jodida que est√° la situacion
laquo; Metabolismo hep√°tico: diferencias entre glucosa y fructosa
diagrama explicando el metabolismo de la fructosa y glucosa en el hígado
TED
Vitamina D
carbohidratos
caries
cognicion
colesterol
c√°ncer
deporte
dermatologia
dermatología
descalzo
diabetes
escalada
flexiones
fructosa
glucosa
gluten
grasa
grasas
harina
higado
internet
l√°cteos
lípidos
motivation
movimiento
nutricion
nutrición
obesidad
old blog
omega 3/6
postura
salud dental
trigo
vegetariano
video
vitamina D
vitamina K2
xylitol
ácido linoléico

Updated Time

Updating   
Friend links: ProxyFire    More...
Site Map 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 160 170 180 190 200 250 300 350 400 450 500 550 600 610 620 630 640 650 660 670 680 690 700 710 720 730 740 750
TOS | Contact us
© 2009 MyIP.cn Dev by MYIP Elapsed:2.653ms